Gastronomía

Imagen historia

EL LECHAZO ASADO

El plato estrella de la gastronomía de Sacramenia es el LECHAZO ASADO, acompañado de una ensalada de la huerta.

Aquí se comercializa el lechazo con el IGP (indicativo geográfico protegido).

El lechazo de Sacramenia se caracteriza por haber sido alimentado exclusivamente con leche de su madre, la cual se alimenta de los pastos de la zona.

Tiene la característica de no superar los 20 ó 30 días de vida, ni los 5,5 o 6,5 kg en canal. Estas 3 características son las que diferencian al lechazo del cordero.

Todos los lechazos que se asan en Sacramenia han sido sacrificados previamente en el matadero industrial de la localidad.

El lechazo se asa en hornos de estructura de adobe y se utilizada leña de encina para el fuego. Éste se trocea en 4 cuartos que se colocan sobre los platos de barro, a los que se añaden unos ingredientes muy sencillos, agua, sal y un poco de manteca de cerdo (opcional). El proceso de horneado es lento y requiere un control minucioso que suele durar aproximadamente dos horas y media.

Una vez en la mesa, como entrantes al lechazo asado, se suele tomar morcilla y chorizo caseros, y queso también elaborado en la localidad.

El lechazo de Sacramenia se acompaña de pan de pueblo y de vino tinto propio de las bodegas de Sacramenia y Valtiendas.

Como broche final de la comida, se consumen exquisitos postres caseros.

Imagen historia

CHULETILLAS A LA PARRILLA

Otra variedad para consumir el lechazo es en forma de chuletilas asadas a la parrilla, utilizando para el fuego los sarmientos de las viñas (en esta zona se conocen como mostelas). Es muy típico consumirlas en las meriendas, en las bodegas particulares de la localidad.